viernes, 20 de diciembre de 2013

Berenjenas rellenas de Navidad

 
 
Hola a todos.
Hoy me pase por el blog de Nuria M, de con tu pan te lo comas, que por cierto es divino, y leyendo su entrada, he decidido que este plato lo llamo berenjenas rellenas de Navidad. ¿Por qué?, porque me parece un plato estupendo y báratro para una cena. Que si estamos en compañía de la gente que queremos no tenemos que comer diferente de otro día cualquiera.
Asi que va por todos los que en estas fechas les cuesta llegar a final de mes...o simplemente....no ven el final.
 
 
INGREDIENTES PARA 2 BERENJENAS: ( 1/2 berenjena por comensal. 4 raciones).:
 
  • 1/4 carne picada.(Aquí le podéis poner la carne que queráis, de cerdo, ternera, mista....).
  • 1 Cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 tomates maduros.
  • Harina.
  • Leche.
  • Mantequilla.
  • Queso rallado. ( El que más os guste, yo aconsejo uno que derrita bien...y si tiene un sabor más bien fuertecito, mejor que mejor).
  • Aceite.
  • Sal.
 
PREPARACIÓN:
 
EN una sartén, echamos un buen chorro de aceite y pochamos bien la cebolla cortada en trocitos pequeños. Cuando veamos que empieza a dorarse, añadimos los dientes de ajo cortados en rodajas finas. Damos unas vueltas.
Pelamos los tomates y los troceamos para añadírselos a la cebolla y al ajo. Ahora se tiene que  freír el tomate , así que dejamos que se fría, y preparamos las berenjenas.
Cortamos las berenjenas por la mitad, a lo largo, y con ayuda de un cuchillo, vamos vaciando la carne de la misma, hasta dejar como un centímetro entre la piel y la carne.
Si, tenemos la forma de una barca mas o menos.
La berenjena que hemos sacado , la cortamos también en trocitos y la añadimos al tomate y demás que está casi hecho.
Dejamos al fuego, removiendo de vez en cuando hasta que este hecho.
Calentamos el horno a 170º. Mientras calienta el horno, podemos ir rellenando nuestros braquetes.
Metemos en el horno y dejamos hasta que se vea que la piel se empieza a poner un poco blandita.
Esto ya está casi terminado.
Solo tenemos que hacer una bechamel suavecita con la leche, la harina y una cucharadita de mantequilla. Sal al gusto. Yo aconsejo  hacerla blandita y suave. Echamos sobre las berenjenas , como se ve en la foto. Por encima le añadimos queso rallado . Ponemos el horno a gratinar.
Cuando empiece a verse ese color dorado del queso fundido, estarán listas para servir.
Este plato se puede dejar preparado sin gratinar, de un día para otro. Luego solo tenéis que meterlas al horno para que doren y se calienten y listo!
 
Espero que os guste. Buen provecho!.
 
Feliz Navidad a todos!