domingo, 22 de diciembre de 2013

Hervido de mi abuela

Hola a todos.
Ayer me fui a tomar algo con mi familia. Yo soy de agua, y cuándo celebro como mucho me desmadro con mosto o naranja.
No se que pasó pero me animaron y me bebí una clara. Después fuimos a un par de sitios más y tome lo mismo.
Os podéis imaginar, una persona que no bebe, bebiendo cerveza...yo me monté en la nube de Goku directamente.
Eso sí, por un rato se me olvidó la crisis, y los malos rollos.
Pero después de la tempestad, viene la calma...en mi caso la calma no.
Dolor de cabeza, malestar general.
Lo que se dice una señora resaca en toda regla.
Hoy os traigo un plato, que como decía mi abuela, entona el cuerpo.
No es que sea especialmente sabroso, pero os aseguro que reconforta, y cuando no tienes el cuerpo pa bailes, es lo mejor.

INGREDIENTES:


  • 2 Rajas de merluza o pescadilla por persona.
  • 2 Patatas medianas por persona
  • 1/2 Cebolla grande
  • 1 Hoja de laurel
  • 1 Ramita de perejil
  • 4 Dientes de ajo
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Sal.



PREPARACIÓN:

En una cazuela se ponen las patas cortadas como para la tortilla pero un poco más gordas, la sal, la cebolla, los ajos enteros y pelados, el laurel, perejil, más el aceite . Se cubre de agua. Solo cubrir. Se deja en el fuego hasta que casi estén cocidas del todo.
Ahora es el momento de echar el pescado.
La pescadilla o la merluza, necesitan muy poca cocción porque si la ponemos con la patata se pone estropajosa y pierde todo su sexapil.
Entonces solo que tiene que hervir un poco hasta que la patata que estaba casi hecha se termine de hacer.
También se puede hacer todo igual hasta el momento que añadimos el pescado, pero cambiando las patatas por arroz. Cura todos los males.

De postre os aconsejo un  yogur .

Al día siguiente el estomago estará mucho mejor.

Espero que os guste. Buen provecho!.