miércoles, 23 de abril de 2014

Chipirones rellenos en su tinta con arroz blanco.

 
Una de mis comidas favoritas.
En mi niñez, supongo como en la vuestra,  si contáis ya con cierta edad ....teníamos unos trajes o vestidos para los domingos. También había unos platos de fin de semana o de domingos.
En mi casa se comía legumbre, pasta , carnes y pescado de modo menos elaboradas los días de diario.
Los sábados y domingos la mesa se vestía de más color. Ensaladillas, asados....y los chipi en su tinta.
Recuerdo los olores y sabores..
Después de comer, en verano, nos daban una pequeña paga y corríamos a la plazoleta del barrio, donde ponían un kiosco de helados Avidesa...ainssssssssssssss..que tiempos!
Bueno que me voy por los cerros de Úbeda!.
 
INGREDIENTES:
 
Chipirones talla media (si son medianitos, dos por persona)
2 lonchas de jamón serrano.
1/4 carne picada ( la que elijas...de cerdo o ternera)
1 Huevo cocido
1 cebolla hermosa.
Harina ( para sofreír los chipirones)
Tinta de los chipirones, más 1 bolsita de tinta por kilo de chipirón.
Tomate frito, si es casero mejor ( 3 cucharadas soperas)
3 dientes de ajo
Perejil
Sal
Aceite de oliva.
 
 
PREPARACIÓN:
 
Lo primero es limpiar los chipirones, dejándolos enteros limpiar también las patitas y las aletas. Reservamos.
Ponemos en una cazuela grande un chorrito de aceite y pochamos la cebolla cortada en trocitos. Reservamos.
Ahora haremos el relleno. Cortamos el jamón en trozitos las patas de los chipirones o tentáculos, las aletillas, añadimos la carne picada y lo sofreímos en una sartén. No mucho, solo le damos unas vueltas. Sacamos, escurrimos y esperamos a que enfríe.
Una vez frio el relleno, mezclamos con el huevo cocido, picadito. Rellenamos los chipirones con esta mezcla y para que no se salga, cosemos con un palillo.
Enharinamos cada chipi.
La cazuela que habíamos apartado con la cebolla pochada la ponemos al fuego y cuando este caliente, freímos los chipirones rellenos dándole una vueltecita, simplemente para que selle y dore un poco, no más. Añadimos el tomate.
Machacamos los ajos con el perejil y la sal. Añadimos a la olla. Movemos. Ahora echamos la tinta. (Cuidado se pone todo perdido), removemos y cubrimos con agua. ( no mucha, solo cubrir).
Damos unos meneítos y lo dejamos cocer hasta que el chipirón quede tierno.
 
Yo pongo tinta para aburrir, me gusta que queden negritos.
Si veis que la salsa queda muy ligera y os gusta mas espesa, podéis diluir un poquito de maicena en un pelín de agua y añadir.
Probar de sal mientras cueza, añadir a vuestro gusto.
 
Cocemos arroz con un chorrito de aceite un par de dientes de ajos sal y perejil. Es el acompañamiento perfecto.
 
Y nada, espero que os guste. Buen provecho!.