viernes, 29 de noviembre de 2013

Pollo con ajos y cebolla

La verdad es que no iba a sacar esta receta. Porque es simple a tope.
Pero me han felicitado en la mesa y me he dicho...pues la pongo.
Receta sencilla a más no poder.
Ahora sí hay que tener cuidado con la cebolla, porque se tiene que dorar, pero no chamuscar.
 
 
INGREDIENTES:(Para 3 personas),(Esto es orientativo, porque yo siempre pienso que hay personas que comen más que otras)
 
 
  • 1 kilo de jamoncitos de pollo
  • 2 Cebollas hermosas
  • 1 Cabeza de ajos.
  • Sal
  • Aceite.
 
 
PREPARACIÓN:
 
En una sartén honda o cazuela (que no se pegue), echamos aceite de oliva generosamente, como para freír, añadimos la cebolla a trocitos o en juliana, lo que más os guste...cuidado que no se queme.
La doramos y a continuación ponemos los ajos troceados (no muy pequeños) y que doren también.
Hemos limpiado el pollo y salado.
Pues ahora que ya esta todo doradillo, echamos el pollo.
Bajamos el fuego, para que el pollo se vaya friendo poco a poco.
Con el poco agua que suelta el pollo no se nos quemará, pero hay que estar constantemente dándole la vuelta.
Si veis que se queda muy seco y todavía no esta hecho, podemos añadir un poquito de agua (mejor caldo de pollo), pero na, la mínima expresión...solo para que no se agarre.
Y vueltas y vueltas hasta que se fría el pollo.
Ya está. Esto es. Pero el sabor es riquísimo.
A la hora de servirlo, procurad no coger mucha grasa. Ayudándonos con una espumadera, cogemos la cebolla y el ajo y se lo ponemos por encima.
 
 
Verás que jugoso y que rico está.
Buen provecho!